Clínicas Rincón viaja a Castilla y León para enfrentarse al Quesos Cerrato de Palencia

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Difícil primera salida del año 2014 para el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón, que visita al Quesos Cerrato Palencia el próximo viernes 10 de enero a partir de las 21 horas. El equipo que entrena Nacho Lezcano será el siguiente rival de los malagueños, que quieren seguir sumando victorias tras la última conseguida ante el Melilla Baloncesto (69-68).

 

Los palentinos son un rival muy complicado en el Pabellón Municipal de Deportes “Marta Domínguez”, donde tan solo ha perdido dos de los siete partidos que ha disputado. Ocupan en la actualidad la segunda plaza de la Adecco Leb Oro, con un total de 11 victorias en los primeros 14 partidos. El partido de la primera vuelta disputado en el Polideportivo de Carranque supuso la que fue la segunda derrota de la temporada del CB Clínicas Rincón. Así, el Quesos Cerrato Palencia ganó por 63-73 en un partido en el que tuvo que pelear hasta el final para certificar su triunfo. Como dato a tener muy en cuenta es que el equipo de Nacho Lezcano es el equipo que menos puntos ha recibido hasta el momento, con 916 en total, lo que hace una media de 65,4 puntos por encuentro. La mejor defensa ante el desparpajo y descaro de los jóvenes malagueños.

 

Para Francis Tomé, va a ser un partido “muy complicado. Quesos Cerrato Palencia son un equipo que saben jugar muy bien al baloncesto y que tienen muy buenas virtudes”. Además, se ve que el técnico malagueño tiene muy bien estudiado al que será su próximo rival. “Pierden muy pocos balones, se conocen muy bien, tienen mucha experiencia, saben pasar la pelota, tienen muy bien asumido los roles… Va a ser muy difícil, porque además ganar fuera de casa es muy complicado”.

 

Sobre las opciones de su equipo en este partido es optimista, puesto que “no tenemos nada que perder, al contario, tenemos mucho que ganar. Iremos con la ambición necesaria para poder ganar el partido”, aunque asegura que el Pabellón Municipal “Marta Domínguez” ha sido siempre una pista “en la que es complicadísimo ganar. Estuve allí hace dos años como ayudante de Manolo Povea y es muy difícil. Además, tienen un gran ambiente y llenan las gradas, aunque no sé si seguirán arrastrando la misma afición”.

 

Los números no engañan. Urko Otegui se está mostrando como el mejor jugador del equipo hasta el momento. Haciendo gala de haber sido el MVP nacional de la temporada pasada en Adecco Leb Oro, también en las filas del Quesos Cerrato Palencia, promedia 15 puntos, 7 rebotes y 17 de valoración en cada partido. Además, sus minutos en la pista alcanzan los 28 de media por encuentro. En el partido de la primera vuelta no brilló demasiado (8 puntos) pero fue determinante para que los palentinos se llevaran la victoria.

 

Analizando al equipo por líneas, Xavi Forcada y Quique Garrido se reparten los minutos en el puesto de base. Suelen jugar lo mismo prácticamente (21 minutos el primero, por 18 el segundo) y en cuanto aportación pueden ser similares. Forcada promedia 7,4 puntos por encuentro con 3,1 asistencias, mientras que Garrido lleva 5,1 puntos y 2,2 asistencias. En la valoración es donde el primero destaca sobre el segundo (9,5  por 2,6). El tercero en la discordia es Sergio Alonso, que tan solo ha jugado un partido (90 segundos).

 

En el exterior, Carles Bravo es el más activo en la faceta ofensiva junto con Nick Barbour, que será baja para el encuentro, y Miquel Feliú. El de Barcelona promedia casi 10 puntos por encuentro (9,7), pero ante Clínicas Rincón tendrá que tomar algo más de responsabilidades ante la ausencia del americano por problemas en un hombro.  Completa la rotación el costamarfileño Charles Abou (3,2 puntos).

 

Por dentro, junto con Urko Otegui, se encuentran Guillermo Rejón, Roger Fornás y Albert Moncasi. Dos ex ACB y todo un clásico en la Leb Oro. Rejón sigue dando guerra en la pintura a pesar de sus 37 años. Es el segundo jugador más utilizado por el entrenador, con 27 minutos de media, promediando 8,6 puntos y 7,8 rebotes. Su valoración cada semana, 13,7. Por detrás tiene a Fornás (7,8 puntos y 3,9 rebotes) y Moncasi (3,3 y 2 rebotes), que junto a él forman un juego interior que está demostrando que puede ser de los más efectivos de la competición.