El Clínicas Rincón da la cara ante uno de los grandes de la competición (67-77)

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón cayó en el Polideportivo de Carranque ante el Ford Burgos por 67-77, uno de esos equipos que tienen como objetivo único al final de temporada el poder ascender a la Liga Endesa. El conjunto burgalés, que ya fue Campeón de la Adecco Oro la temporada 2012-2013 y que no pudo ascender por distintos motivos, sufrió de lo lindo ante un equipo malagueño que no tiró la toalla en ningún momento.

Como impresionado por el gran potencial que tenía el equipo de Andeu Casadevall salió el Clínicas Rincón, que muy pronto encajó un primer parcial de 0-7. Pep Ortega, Sabat y Xavier fueron los artífices de la gran salida del Ford Burgos, que no permitió al Clínicas Rincón anotar la primera canasta en juego hasta los tres minutos de partido, cuando un triple de Dejan Todorovic rompía el hielo para los locales. Poquito a poco y con mucho trabajo se fue acercando el Clínicas a su rival, que perdonaba algún que otro tiro sin oposición y permitía el juego directo tras rebote que suelen hacer nuestros chicos. Con los malagueños ya plantados sobre la pista, con Richi Guillén tirando de galones, y con Todorovic, Maodo y Malick aportando en cada acción, llegó el final del primer cuarto del partido con ventaja visitante por 18-20.


Un triple de Tutty Sabonis, que no pudo terminar el encuentro por una lesión de rodilla, nada más arrancar el segundo periodo daba la primera ventaja del partido al Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón. En ese momento los de Tomé cogieron el toro por los cuernos y castigaban cada fallo del equipo de Casadevall, que en un visto y no visto se vieron superados por el gran acierto de un equipo que tenía mucho que ganar y muy poco que perder (26-20). Tras un tiempo muerto de su entrenador empezó a carburar el Ford Burgos. Tiraron de destellos y de acierto interior, y tras una canasta de Aguilar el marcador se igualó. Aún hubo tiempo para que los nuestros apretaran otra vez el acelerador y se fueran hasta el 34-28, pero Pep Ortega, el mejor de su equipo, redujo distancias antes del descanso, al cual se llegó con el marcador en 34-32.



El tercer cuarto ya es conocido como el del apagón en el juego del Clínicas Rincón. Un equipo capaz de brillar en el primer tiempo con acciones sublimes y al contrario, llegar de la vuelta de los vestuarios dando palos de ciego. Esta vez no fue así, y el equipo malagueño se mantuvo a flote. Solamente fue superado por el Ford Burgos gracias a su acierto exterior. Lo que fallaban los burgaleses en el primer tiempo parecía que tras el descanso no iba a ser así. De ahí que el partido pasara de estar en el lado malagueño por dos puntos a caer del lado visitante por 46-55. Lejos de derrumbarse, el Clínicas tiró de coraje para no irse definitivamente del partido preso de la desesperación tras el alto porcentaje anotador de su oponente.


Corriendo y reboteando es como mejor se siente el equipo de Francis Tomé, que se decidió a ir en tromba a por el partido en los últimos 10 minutos. Lo tuvieron cerca, pero la experiencia es un grado. A tres puntos se apretó el marcador (52-55) tras un parcial de 6-0 de salida que daba vida a un equipo que no había dicho la última palabra.

Al Burgos le costaba encontrarse y jugar con facilidad, mientras que la enorme defensa malagueña y el ímpetu reboteador de Guillén seguían manteniéndo con vida al equipo. Hasta que aparecieron Peña, Maresch y Ortega, tirando de galones, para marcar el territorio y asestar una y otra vez un castigo excesivo al Clínicas Rincón, que siempre creyó en la remontada y que ni una discutida jugada en la que Luis Conde recibió un golpe en la cabeza con el balón en juego y con el ‘6’ en el suelo sacó del partido.


Al final, y tras mucho remar, se murió en la orilla por tan solo diez puntos (67-77) y con alguna pérdida de balón infantil, pero esta vez el Clínicas Rincón dio sensación de que lo dio todo hasta el final del partido. Nada que reprochar a los jugadores, que ya piensan en el siguiente encuentro ante el Ourense Termal del próximo viernes a las 21 horas en el Pazo Dos Deportes Paco Paz.


En referencia a la lesión de Tautvydas Sabonis, el sábado se le realizarán diversas pruebas médicas para conocer el alcance de la misma. Una vez se conozcan los resultados se notificará a los distintos medios de comunicación mediante Nota de Prensa.


Otros datos de interés:


Se guardó un minuto de silencio por el triste fallecimiento de Mariluz Alonso,  esposa del ex jugador malagueño de baloncesto Rafa Pozo. Además, antes del encuentro se entregó el Fenicio de Plata, máxima distinción de nuestro club, a José Antonio Sánchez (Delegado CB Clínicas Rincón) y Raquel Sánchez (Médico CB Clínicas Rincón) por alcanzar la cifra de 150 partidos en Adecco Leb Oro vistiendo nuestros colores.



FICHA TÉCNICA


IF Clínicas Rincón 67 – A. Díaz (2), M. Soluade (0), D. Todorovic (23), M. Nguirane (8) y R. Guillén (12) – quinteto inicial- P. Pozas (6), L. Conde (7), M. Fall (4), T. Sabonis (5).


Ford Burgos 77 – A. Sabat (11), J. Xavier (14), R. Bas (12), J. Ortega (12) y T. Copperath (4) –quinteto inicial- A. Peña (4), J.A. Aguilar (4), A. Maresch (10), S. Olmos (6).


Álvaro del Río

Comunicación CB Clínicas Rincón