El Clínicas Rincón vuelve a igualar la eliminatoria y habrá definitivo quinto partido (77-57)

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

No hay quinto malo. La serie de semifinales por el ascenso a LEB Oro entre el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón y el Carrefour El Bulevar de Ávila se va al quinto y definitivo encuentro tras la victoria de los malagueños por 77-57 en el cuarto envite jugado en Torremolinos. Un gran Kenan Karahodzic acompañado por Carlos Corts y Carlos de Cobos, unido a una madurez en el juego que sigue creciendo por días, dejaron la eliminatoria igualada 2-2 y todo se jugará a una carta en el CUM de Ávila.

Si el pasado viernes el inicio de Óbila fue arrollador y determinante para el devenir del partido, esta vez las tornas se cambiaron y fue el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón quien arrancó de una manera demoledora con un parcial de 7-0. Desplegando un físico imponente y corriendo como le gusta al equipo, el Carrefour El Bulevar de Ávila no se encontró en el comienzo  y le acabó pasando factura.  Muy bien los malagueños a la hora de buscar las ventajas ofensivas en el poste, sobretodo cuando Romaric se quedaba con Álvaro Lobo y Cristian Uta o Kenan Karahodzic con Marzo. Con una gran dirección de juego y jugando muchos momentos con dos bases, Paco Aurioles sabía donde estaba la clave de la victoria, y es que correr era obligatorio ante el desgaste físico abulense. Una canasta de Romaric ponía la diferencia en 16-6 y aunque Ávila hizo un pequeño amago de acercarse un triple lejano de Carlinhos al final del primer periodo ascendía la renta a 23-8.

Muy seguros estaban los chicos del Clínicas en la pista y muy seguros en conseguir la victoria. Cristian Uta anotaba la primera del segundo acto y Kenan Karahodzic se sacaba dos triples de la chistera para desquiciar a Óbila, que no anotaba con la  facilidad de otros días (31-13). Con un banquillo algo limitado por la falta de efectivos juniors Aurioles y Vázquez pasaron al momento de las rotaciones, dando salida al único juniors que se quedó en tierra para el partido, Pepe Rodríguez, y a un Marko Grkovic que comenzó muy motivado. Aunque sin perder mucho el control del partido los malagueños sabían que la renta era buena y había que hacerla valer, sobretodo cuando Óbila empezó a carburar en el exterior y la diferencia en el partido comenzaba a bajar. Hasta a 8 puntos se puso Óbila, pero estuvo bien el Clínicas al final para poner algo de más tierra de por medio (40-30).

Con las cosas ajustadas el segundo tiempo empezó con emociones fuertes y con Kenan y Romaric haciéndose fuertes en la pintura. Por si fuera poco, Carlos Corts arrancó un recital de asistencias, triples y penetraciones que divertían por momentos a la abarrotada grada del San Miguel, vestida de gala para la mañana dominical de baloncesto. El base granadino hizo un parcial de 5-0 que volvía a dar tranquilidad al equipo (53-37) y que mataba las ilusiones de remontar de los verdes. La victoria tenía que quedarse en cada y había que mostrar madurez. Así lo hizo, cerrando el tercer parcia en 58-39.

En los últimos diez minutos había que dominar el rebote, parar el partido y jugar con la cabeza fría. La presión de Óbila por tener que anotar con rapidez benefició a un Clínicas que si tenía el día en ataque y estaba bien plantado en defensa. Cristian Uta seguía haciéndose grande en la zona y Pepe Rodríguez volvía a demostrar desde la esquina cual es su tiro preferido. Los visitantes poco podían hacer ante el empuje local, que dominaba todas las facetas del juego y no daba opciones de remontada. La ventaja de 20 puntos se superó en muchos momentos, incluso se llegó a estar a 24 puntos (74-50), pero los de David Mangas tiraron de orgullo y maquillaron un marcador que, tras ganar hace unos días por 23 puntos, hoy se le volvió en contra (77-57).

El quinto y definitivo partido se jugará el martes 2 de mayo a las 12:30 de la mañana en el CUM de Ávila y será retransmitido por FEBTv como los dos anteriores partidos  de la eliminatoria en tierras abulenses.

El equipo saldrá en AVE el lunes por la mañana, para entrenar por la tarde en la pista de juego y regresará tras el partido. Así, se espera que una gran cantidad de aficionados se sumen al movimiento Clínicas Rincón y se trasladen en autobús hasta Ávila, tras la petición de estos a nuestro presidente Manolo Rincón de fletar el trasporte para acompañar al equipo.