Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Lo que mal empieza mal acaba. El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón cayó en Torremolinos por 56-79 ante Carrefour El Bulevar de Ávila, en un encuentro en el que los visitantes rompieron desde el primer minuto el marcador y se escaparon a base de tiro exterior. Con el 8-23 del primer periodo el partido estaba prácticamente finiquitado, aunque los malagueños no dieron su brazo a torcer y lucharon hasta el final ante el acierto abulense.

Con el tercer punto de la eliminatoria en el aire comenzó el partido, con ambos equipos sabiendo lo que se jugaban y entendiendo la importancia del momento. Óbila sacó de inicio un quinteto muy físico liderado por Sebirumbi y Nikolic para tumbar a los jóvenes del Clínicas. El propio Sebirumbi anotaba la primera canasta del partido, tiro que contrarrestaba Cristian Uta con la réplica en el otro aro. Los dos primeros minutos de partido fueron de esperar quien se atrevía a dar un paso al frente, y ese equipo fue Óbila, que desde el tiro exterior empezó muy pronto a coger renta en el electrónico. Primero fue Nikolic y luego Mbamalu quienes desde la línea de 6,75 dejaban claro que el punto debía ser ‘verde’ en la tarde noche de viernes en el San Miguel. Ante más de 600 personas que llenaron las gradas malagueñas los de Paco Aurioles solamente pudieron anotar 8 puntos en la primera mitad, bagaje muy pobre a pesar de haber tenido buenas opciones de tiro para acercarse en el marcador. El 8-23 obligaba al Clínicas a la machada cuando menos se lo esperó, pero aún quedaban por delante 30 ilusionantes minutos.

Un triple de Romaric abría la lata con el 11-24, justo después de que Sebirumbi anotara uno de los dos tiros libres de los que dispuso tras recibir falta de tiro. Parecía que ahí despertaba la bestia malagueña, acostumbrada a grandes tardes de remontadas y levantando de los asientos a sus aficionados. De poco sirvió ese pequeño arreón que tuvieron, porque Álvaro Lobo se encargó de llevar las manijas de su equipo y nuevamente desde el tiro exterior y dominando el tempo del partido los visitantes fueron ampliando su renta. Una penetración de Berni García ponía la diferencia entre ambos equipos en casi 20 puntos (13-31), pero Romaric Belemene, esta vez sí más acertado, apagó el fuego con un tiro exterior. 16-33 marcaba el marcador al descanso y las esperanzas del Clínicas eran por lo menos, acercarse lo máximo posible en la salida del tercer cuarto para ganar a la heróica.

No tuvo demasiado suerte en sus planes el conjunto local, que nada más salir recibió un triple de Nikolic que terminó por tumbar al equipo (16-36). No quisieron dejar de pelear en ningún momento, pero estaba claro que no era el día en el tiro exterior y sí el de Óbila, que se animó con cuatro triples consecutivos a cerrar el partido cuanto antes (23-47). Los minutos iban pasando poco a poco y aunque a arreones, se veía una mejora del Clínicas en cuanto el balón circulaba con fluidez. Las ganas de ganar no cesaron en ningún momento, pero el gran acierto de Ávila desesperaba cada vez más a la parroquia local (33-57).

Con el partido ya en lado abulense, los diez últimos minutos parecían de puro trámite, donde Carrefour El Bulevar de Ávila bajaría el listón y el Clínicas intentaría acercarse como pudiera. No fue del todo el guión establecido, porque José Alberto Jiménez  tiró de experiencia y con dos triples seguidos ponía el alarmante 33-63. Despertó entonces el acierto anotador del Clínicas con la desventaja superando los 30 puntos, pero ya era demasiado tarde y el partido terminó con un marcador de 56-79, del que el Clínicas tendrá que sobreponerse en menos de 48 horas porque domingo, a partir de las 12:30 de la mañana, le espera la batalla por empatar la eliminatoria y volver a Ávila a por el quinto partido.