Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

¡ESPECTACULAR! El Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón superó en Torremolinos por 81-79 al SAMMIC ISB de Azpeitia y fuerza de esta manera el tercer partido de la eliminatoria, que se jugará el martes en el País Vasco. Un Carlos Corts inmenso en los últimos minutos y una exhibición de ataque de Romaric y Kenan posibilitó que los malagueños se llevaran el triunfo a casa.

Con un ambientazo en el Palacio San Miguel se presentaba el Instituto de Fertilidad Clínicas Rincón en el segundo partido del Play Off por el ascenso a LEB Oro ante SAMMIC. Sabiendo que podía ser su último partido del año los malagueños tenían que salir con el cuchillo entre los dientes para intentar por lo menos forzar el tercer partido y volver el martes a Azpeitia. Quien no tenía tan claro eso de volver a jugar ante el Clínicas era Aleksandar Marcius Marcius. Él solito comenzó el partido anotando un 0-7 que no hacía presagiar algo bueno sobre la pista malagueña. Despertaron pronto los de Aurioles, cuya consigna era jugar con coraje y corazón y no tener los errores de partidos anteriores. Romaric y Kenan Karahodzic, líderes del partido anterior, siguieron la estela del encuentro en Azpeitia y comandaron la resistencia del Clínicas. Un 2+1 del alero y un triple del ala pívot ponían contra las cuerdas a los vascos, que aunque ganando 8-14 en el ecuador del primer periodo no tenían la cosa fácil. Kenan siguió tirando de talento, y tras dos canastas consecutivas y un triple, unido a una canasta sobre la bocina de Carlos de Cobos ponía el 18-19 al final de los primeros 10 minutos.

No tardó en ponerse por delante el equipo local, que con Romaric en plan estelar adelantó a SAMMIC (21-19) con un 2+1. Guti ponía las tablas en una jugada personal y Marcius se encargaba de demostrar quien mandaba bajo los tableros. Un rebote y una canasta del gigante no dejaba escaparse al Clínicas (24-22), que se gustaba por momentos con mates y jugadas espectaculares. Con un juego seguro y buena defensa parecía que se escapaban los malagueños (27-22) tras una canasta de Kenan, pero despertó a tiempo Azpeitia para no dejar mucho margen de escape en el electrónico antes del descanso, al que se llegó con 37-37 con un tiro sobre la bocina de Carlos Corts.

El tercer cuarto fue un tira y afloja sin parar, donde se parecía que se retaban constantemente Marcius y Semple con Romaric y Kenan. Por momentos los cuatro se encargaban de mantener las aspiraciones de unos y otros y con la ayuda en el rebote de el resto de compañeros SAMMIC se puso por delante con dos triples consecutivos de Gaizka, actor secundario que apareció cuando más le necesitaban (47-49). No amilanó su ritmo un Clínicas Rincón que creía firmemente en el triunfo. Cristian Uta aprovechó un palmeo para anotar en la siguiente jugada y las cosas se iban igualando. Aún quedaba tiempo para que Kenan siguiera su recital exterior y para que Juanpe pusiera el 61-55 en el minuto 29. Había vida, y se iba a ir a por ella hasta el final (63-57).

Los últimos diez minutos eran a vida o muerte. Ganar o irse a casa, pero las cosas estaban saliendo. Era cuestión de seguir confiando y seguir trabajando en defensa como hasta el momento. Era el momento para jugar en equipo. Se atascó SAMMIC, y Clínicas no supo tampoco muy bien reaccionar ante los fallos vascos. Cuando le entraron a Azpeitia redujeron hasta los cuatro puntos, aunque Carlinhos desde la personal ampliaba la renta nuevamente hasta los seis puntos. Rubén Gutiérrez empezaba a engrasar su muñeca y puso el partido en un hilo a falta de cinco minutos (65-62) y había que controlar muy bien los nervios. La cosa empezó a tambalearse cuando los tiros no empezaron a entrar, lo que permitía a los de Iker Bueno correr con el objetivo claro de la remontada. Un triple de Azpeitia a falta de cuatro minutos devolvía la ventaja a los visitantes (68-70). La aparición estelar fue la de Carlos Corts. Dos triples seguidos del base granadino empezaron a hacer creer a todos que la victoria se quedaba en Torremolinos. Semple ponía de nuevo a los vascos por delante con un 2+1 pero entre Kenan y Carlos Corts aclaraban la situación a pesar del triple desesperado de Iraurgi. Los últimos cinco segundos le dieron el triunfo al Clínicas, que supera la presión del segundo partido y viajará al País Vasco para el tercer y definitivo partido (81-79).