Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Momento más que importante para el Clínicas Rincón. El sábado, a partir de las 19 horas, el equipo malagueño tiene una cita con la heroica. Tendrá que levantar el 1-0 de la primera eliminatoria del Play Off de Ascenso a LEB Oro tras la derrota ante SAMMIC ISB en Azpeitia del pasado miércoles. Forzar el tercer partido depende de la victoria en el Palacio San Miguel, donde se espera un lleno absoluto para recibir a los chicos del equipo vinculado a Unicaja.

No será fácil, porque los vascos comandados por Iker Bueno han hecho una fase regular de sobresaliente y en el primer punto de la eliminatoria ya mostraron ser un rival muy duro. El 77-72 dejó con sabor agridulce a un Clínicas Rincón que tiene fe ciega en que se puede conseguir la igualada, pero eso sí, sin caer en los errores anteriores. “Quizá no entendimos bien el mensaje que nos quisieron transmitir Paco y Chiki. En el primer cuarto confundimos el no tener presión por ser novenos con la relajación”. Autocrítica en el vestuario después de tener que remontar en Azpeitia casi 20 puntos, pero por lo menos con la fe ciega en que se puede. “Los parciales siguientes se ganaron o empataron, por lo que no tenemos por qué pensar en que es imposible. Los tres partidos que hemos jugado este año han sido similares”.

El técnico local, Paco Aurioles, se mostró confiado en la previa del partido de que sus jugadores habrán aprendido rápido lo que es un Play Off. “Estas eliminatorias no esperan. Si no sales como tienes que salir, te pasan por encima. Logramos meternos en el partido a base de pelear, pero en Torremolinos tenemos que ser más duros y seguro que delante de nuestra afición vamos a tener un plus de motivación.” Torremolinos, la santa casa que ha visto grandes noches de baloncesto del equipo de Manolo Rincón. “Estamos encantados aquí y sabemos que hemos superado a grandes equipos de la liga en nuestra pista. Su apoyo es esencial y van a responder. Seguro”.

Una vez más Semple y Marcius volverán a ser los jugadores vascos a tener muy en cuenta. Aunque el juego de SAMMIC ISB no se basa solo en ellos. Habla Carlos de Cobos. “Son un equipo con mucha gente de la casa, eso les da ese factor peligroso que tienen de sentir la camiseta y sentirse queridos por la afición. Además, les unes los jugadores de fuera y refuerzan el equipo muchísimo. Tenemos claro que tenemos que salir con el cuchillo entre los dientes. No se nos puede escapar la victoria porque nos vamos a casa”. Junto a ellos dos, Rubén Gutiérrez, que fue clave en el triunfo de su equipo el miércoles con un triple cuando más cerca estaba el Clínicas Rincón, y el noruego Nikolas Skouen. Equipo con muchísima calidad y sin duda una de las revelaciones de LEB Plata.

Desde una hora antes del partido se abrirán las puertas del Palacio San Miguel para que la afición del equipo pueda empezar a llenar las gradas y anime al equipo sin parar. Es el momento de demostrar por qué Torremolinos huele a baloncesto. Es el momento de demostrar el ‘Carácter Clínicas’ que tiene este equipo.